Lagartijas en la Plaza Huerto de Quito

Lagartijas en la Plaza Huerto de Quito

¨La lagartija que abrió la calle Mejía¨ es una crónica urbana que nos cuenta cómo gracias a una lagartija que se coló en la celda de un monje en el siglo XIX, los Agustinos accedieron a dividir su huerta y permitir que la calle Mejía llegue a la plazoleta de la Marín. Inspirado por esa leyenda, el taller de arquitectura Jaramillo Van Sluys diseñó tres juegos de equilibrio para niños en forma de lagartijas para la Plaza Huerto en Quito.

La solución constructiva fue diseñada por TechnoSwiss: Una columna metálica une los troncos de eucalipto ecuatoriano para formar el cuerpo de los reptiles.

Además de las lagartijas, la Plaza Huerto luce una atractiva remodelación de las fachadas de los restaurantes en madera.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *